miércoles, 25 de mayo de 2016

Pie cavo y tendón de Aquiles.

El pie cavo es una alteración estructural del pie que presenta un aumento en la altura de la bóveda plantar y que puede afectar severamente al tendón de Aquiles, comprometiendo su estructura y facilitando una rotura si no se toman las medidas oportunas de corrección.
El tendón calcáneo o tendón de Aquiles es el más potente del cuerpo, tiene forma de cuerda gruesa y uno de los que mayor temor produce a los deportistas, cualquier problema que tenga su origen en él dará como resultado  una alteración en la progresión de entreno o incluso en consecuencias mayores.
Durante el movimiento de carrera los músculos de la pantorrilla bajan el antepié contra el suelo después del apoyo del talón y lo elevan durante la fase de despegue. Esta repetición y la fuerza que produce hacen que sea la causa de inflamación. Este mecanismo es aplicable a casi todos los deportes que conlleven movimiento o desplazamiento por consiguiente imaginemos la incidencia directa en un runner.
La realización de soportes plantares (plantillas)  totalmente personalizados conseguirá aumentar la superficie de apoyo del pie, descargar la zona de la fascia plantar y del talón, así como disminuir la posición en garra de los dedos. Este elemento externo es fundamental como prevención directa.
La rotura del tendón de Aquiles puede producirse por un proceso degenerativo previo o por una tendinitis crónica latente.
La rotura es el peor de los resultados y la intervención quirúrgica es el único método de reparación factible, con la posterior fase de rehabilitación, pero un dolor previo, agudo y que es muy molesto puede ser una tendinopatía que si no se trata a tiempo puede convertirse en crónica. Y es justamente aquí donde debemos prestar especial atención ya que puede ser el aviso previo a la rotura con las consecuencias arriba descritas.
El origen de este mal puede ser  un calzado no apropiado, un  exceso de entrenamiento o una técnica de carrera deficiente. Y como estamos explicando, un factor predispositivo, es el pie cavo.

Como prevención no debemos olvidar estirar las pantorrillas y los tendones antes de iniciar los ejercicios de carrera y visitar un especialista para un estudio biomecánico que nos diagnosticará si entramos en grupo de riesgo de esta patología y sus peores consecuencias.

martes, 10 de mayo de 2016

Como debemos cortarnos las uñas.

Las uñas son unas de las partes más importantes del pie cuando de sumar kilómetros se trata. Casi todos los corredores que se precien han sufrido algún tipo de problema con ellas, desde la típica uña negra hasta los  dolorosos uñeros.
Alguna de las razones por las que se producen estos molestas patologías son previsibles y una buena prevención puede ayudarnos a evitar estos inconvenientes que pueden parar nuestra progresión de entrenamiento.
Las uñas de los pies  crecen 0,1mm cada día aproximadamente. El ciclo normal de reposición de la uña del dedo gordo es cada 12 meses. Aunque a veces nos acordamos de ellas sólo cuando nos molestan cada vez más los corredores habituales prestan mayor atención al cuidado de las mismas.
El corte debe hacerse de manera recta (cuadrado) y evitar redondearlo, es aconsejable remojar previamente durante unos minutos para ablandar, así el corte será más fácil y controlado, luego es conveniente terminarlo con una lima para quitar las irregularidades y darle la forma final, dejando unos 1,5 a 2mm aprox. de volado.
Los tips más clásicos como el evitar estrenar zapatillas el día de la carrera, no cortarse las uñas justo entonces y explorarse minuciosamente los pies luego de una tirada larga son los que no debemos olvidar nunca.
La cadencia de corte es cada 10 o 12 días según la morfología  de cada uno, una alternativa previa es limar correctamente para controlar el crecimiento sin aristas o puntas imprevistas.
Los practicantes de la modalidad de trail run son los que mayores problemas padecen por la tipología del terreno y la presión que ejerce el peso del cuerpo / pie sobre las punteras en pendientes  pronunciadas o desniveles del sendero.
Otra manera de prevenir molestias es el correcto acordonamiento de la zapatilla, cruzando la puntada larga desde el ojal del dedo gordo hacia arriba cuando anudamos levanta la puntera y esto alivia la presión sobre la uña, que normalmente es la que más sufre por su tamaño y posición.
Si eres mujer es mejor evitar el esmalte de uñas ya que tapa la ventilación, secar muy bien el pie luego de un esfuerzo e hidratar con los productos adecuados nos ayudan al mantenimiento saludable y recuerda uñas demasiado largas uñeros, demasiado cortas uña encarnada.

Dejar el cuidado del pie en manos de una profesional especializado es la decisión correcta así nos evitaremos males innecesarios. 

martes, 26 de abril de 2016

Consideraciones para elegir calzado de running.

Elección del calzado: Lo que tenemos que tener en cuenta a la hora de escoger el calzado es que  éste se adapte a las características del pie en la medida de lo posible, aunque ninguno de ellos lo hará de forma completa, por esa razón lo ideal es una plantilla deportiva personalizada que haga ésta función.  Aún así, si queremos un calzado que ayude a hacer esta función  debemos averiguar las necesidades biomecánicas (tipo de arco, pronación, lesiones ortopédicas) que, como siempre serán mejor diagnosticadas por un profesional especialista en el pie. Aún así, hay algún truco para orientarnos, como es el test húmedo, que consiste en humedecer el pie y ponerlo sobre una superficie plana que deje la huella marcada, según sea ésta huella podremos saber el arco que tenemos:
ARCO NORMAL: Biomecánicamente eficiente. Calzado con estabilizadores será el más adecuado.
ARCO BAJO: indica sobrepronación. Calado con motion-control es el más adecuado.
ARCO ALTO: indica supinación, no absorbe bien el impacto. Calzado acolchado es el más indicado.

Con todo esto, seguiremos sin tener una información del todo fiable, ya que no sabemos de patologías, ni de cargas, ni de biomecánica, por lo que el podólogo deportivo es la mejor opción. Ya que además de la huella, recoge información musculo-esquelética, anatómica, de peso, presión, movimiento y lugares de dolor, para poder aconsejarte si con unas zapatillas que lleven la
corrección (pronación-supinación-neutralidad) es suficiente para nuestro caso, o si por el contrario nuestra desviación es patológica y se debe compensar con unas plantillas, que en estos casos deben ser hechas de forma personalizada.
También deberemos tener en cuenta las experiencias que hemos tenido con el calzado que hemos venido utilizando hasta ahora, las condiciones ambientales en donde lo vamos a utilizar (no es lo mismo tierra, que asfalto, por ejemplo) y por último los problemas que estamos experimentando con el actual calzado.

Hay un concepto que especifican cada vez más las marcas y es el “drop”, que es la diferencia de altura entre el talón y la puntera de la zapatilla. La mayoría que hay en el mercado tienen un drop entre 0 y 13 milímetros, aunque las más indicadas para que el pie tolere las cargas serían las de unos 6mm de drop. El drop 0 es el utilizado en las zapatillas minimalistas donde se deja actuar el pie de manera natural. Desde nuestro punto de vista hay que tener muy claro si podemos inclinarnos por este tipo de calzado ya que una mala pisada puede derivar en problemas musco esqueléticos graves o dolorosos. 

martes, 12 de abril de 2016

Mundo App – Aplicaciones para Smartphones

En el mundo tecnológico y digital en que estamos inmersos casi no hay día que no aparezca una aplicación apta para llevar en nuestro terminal smartphone.
Las hay de todo tipo y para todas las actividades que nos podamos imaginar, desde el ámbito profesional hasta el de ocio y deportivo. Concretamente aquí nos detendremos para desglosar una lista de las más conocidas y añadiremos alguna otra de utilidad práctica que en un momento determinado nos puede solventar un inconveniente.
Endomondo: Muy conocida en el mundo runner, nos permite analizar toda la actividad que hemos realizado y trazarnos objetivos. Versión gratuita y versión de pago con otras utilidades añadidas.
Runtastic: Otra de las más populares, con toda las utilidades de análisis sobre lo hecho y los objetivos y con un añadido que es la comunidad Runtastic que nos permite intercambiar comentarios y relacionarnos con otros practicantes de tu actividad seleccionada. Gratuita y de pago para que tú elijas la que más te conviene.
Sports Tracker: Estadísticas y perfiles de recorridos que hemos efectuado, con la posibilidad de compartir esta información a través de las redes sociales e integrar aquellas rutas que comparten tus amigos.
Run Keeper: una de las más descargadas a nivel mundial. Nos permite todas las utilidades que encontramos en las más punteras, rutas, objetivos,entrenamientos, estadísticas, historial, compartir con la comunidad y si tenemos la versión Élite incorpora el geolocalizador para que puedan ver dónde estás en ese momento.
MiCoach: esta aplicación de Adidas te permite configurar planes de entrenamiento para todo nivel. Unidades de rendimiento para diferentes deportes que practiques y una gráfica muy clara y visible.
Nike+Running: evidentemente del gigante deportivo, te ofrece la posibilidad de compartir todos tus logros y de sumar ánimos y apoyo a través de los Me gusta conseguidos vía Facebook. Seguimiento y planificación con todas las posibilidades de monitoreo sumadas a los periféricos que adquiramos.
My Asics: otra conocida marca de zapatillas y ropa nos brinda su aplicación para que podamos introducir y monitorizar todos los datos y estadísticas de nuestros entrenamientos, planes y rutinas. Se basa en tres pilares, entrenamiento, capacidad y objetivos.
Pumatrac: la marca global Puma se introduce en este mundillo tecnológico con esta aplicación que además de sumar todas las capacidades de estadísticas, objetivos y planes de entrenamiento te vincula a las listas de reproducción de Spotfy y un punto diferencial como el de sugerirte rutas para correr con un elevado número de recorridos.


Puedes sumar las motivacionales y sobre todo las de música que te ayudarán a amenizar el recorrido, y si quieres sumar una última de utilidad general te presentamos GotoAID
  que te explican de manera muy gráfica e intuitiva como actuar ante casos de emergencia médica en cualquier medio e incluso no sólo para humanos sino para animales como perros y gatos.

Y por último recordarte que los smartphones permiten configurar un área de acceso no bloqueado con los datos de socorro, donde puedes introducir detalles importantes como si eres alérgico a algún tratamiento u otra información vital. 

martes, 29 de marzo de 2016

El Burnout o “estoy quemado”

Analizaremos un problema de índole psicológico que afecta a los deportistas, tanto a nivel profesional como aficionado y que puede derivar en consecuencias poco deseables como el abandono de la práctica deportiva.
Este tecnicismo lo podemos definir como la sensación  de "sentirse quemado" que puede abarcar a diferentes áreas de nuestra vida, aunque las más frecuentes son la laboral, la académica y la deportiva.
En el deporte, podemos identificar que nos está afectando este síndrome cuando, nos sentimos con un agotamiento físico, emocional y mental anormal.

Esto se traduce en:
1-  pérdida progresiva de motivación, energía y entusiasmo por esa actividad que antes nos satisfacía y nos llenaba.
2- aparición de estados de fatiga (que no tienen que ver con los entrenamientos), ya que son más generalizados y no coinciden con el momento de entrenar exclusivamente, por lo tanto no los podemos achacar a un entrenamiento más duro o intensivo.
3- actitud pasiva hacia la actividad, la desmotivación nos lleva a la realización de la actividad por simple rutina, nos acoge un sentimiento de que lo hacemos por "obligación" y perdemos el objetivo de vista y el sentimiento de "decisión propia".
4- irritabilidad, aparece cuando tenemos un malestar emocional, que no podemos identificar.
5 - falta de confianza, derivada de la desmotivación, la fatiga y el bajo rendimiento consecuente de todo lo anterior.

Causas:
Cuando la persona está implicada en situaciones que le afectan emocionalmente durante largos períodos de tiempo. Es decir, cuando se repiten o se mantienen en el tiempo situaciones de presión emocional.
Cómo afrontarlo:
Tratar de reconocer qué factores externos están influyendo en la práctica deportiva, es decir, por ejemplo, si estamos viviendo conflictos profesionales, familiares, etc de los que no podemos evadirnos en el momento de entrenar. Hay que tener en cuenta que para muchos el deporte hace una función reparadora del estrés diario de desconexión, de evasión..., cuando pierde esa función y los problemas invaden nuestra área de relax, todo ese malestar lo inunda todo. Saber identificarlos, nos ayudará a empezar a trabajar en ellos e  intentar ponerlos en su lugar. Es muy importante aprender a preocuparse de cada tema en su debido lugar y tiempo, de esta forma organizamos nuestros pensamientos y emociones y es más fácil manejar el malestar. Cuando tenemos identificados todos estos factores, buscar las causas y las posibles soluciones. El primer paso en la resolución de un conflicto es decidir si necesitaremos ayuda para ello y si la respuesta es positiva, buscar esa ayuda en quién consideremos oportuno para ello (pareja, familia, amistades, entrenadores, profesionales sanitarios, etc.)

Evitar el sobreentrenamiento y la sobreexigencia: con una buena planificación de objetivos a corto y largo plazo en función de las competiciones o las metas propias.
En relación con esto, establecer que los objetivos sean realistas, ya que  unos resultados que no cumplan las expectativas que nos hemos planteado, llevaran a la frustración y a situaciones de malestar que pueden desencadenar en burnout.

Es importante, como en general en cualquier ámbito de nuestras vidas, intentar hacer las cosas en su justa medida, ya que cuando un área en concreto invade a las demás o impide que las demás se desarrollen con normalidad, estaremos delante de un conflicto que nos puede llevar a gran variedad de dificultades en diferentes niveles.

lunes, 7 de marzo de 2016

Cuidado del pie para runners

El pie es la parte que más sufre en el running y es la base que reparte y transforma la energía motora y de fuerza del suelo hacia el cuerpo (músculos y articulaciones),  diríamos que es el actor más importante de nuestro cuerpo en este sentido, por lo tanto debemos empezar a cuidarnos por ahí.

 Los aspectos a tener en cuenta son: la  hidratación, hidratar quiere decir reestablecer el nivel de
humedad adecuado, ya que por los pies, al igual que por otras partes del cuerpo, en el proceso de sudoración se pierde agua. Se hace mediante la aplicación de cremas exfoliantes e hidratantes. La aplicación de la crema hidratante debería hacerse cada 12h (mañana y noche), mientras que la exfoliación completa del pie, una vez al mes es suficiente.
Para los pies, hay cremas específicas, las más eficaces son las que llevan aproximadamente un 10%-20% de urea. Una correcta hidratación de la piel, le proporciona a ésta la elasticidad y la salud necesarias para evitar roces, grietas, heridas y ampollas.

El uso de calcetines de algodón  para prevenir ampollas, eliminar las callosidades adecuadamente por un profesional para mejorar el comportamiento de la piel, ante los impactos. Los callos son  frecuentes por el roce continuo  del  calzado  o del calcetín. Pero también hay otro causante muy habitual, sobre todo en los deportistas y es el derivado por  una mala mecánica de la pisada.

Otro apartado más específico pero que aquí sólo trataremos nombrándolas son las  lesiones más habituales a causa de una mala pisada y que un buen diagnóstico biomecánico y una consecuente actuación puede evitar-paliar:

- FASCITIS PLANTAR
-ROTURA FIBRILAR
-TENDINITIS ROTULIANA
-CONDROMALACIA ROTULIANA
-SOBREGARGA PIRAMIDAL
-PERIOSTITIS TIBIAL
-ESGUINCE TOBILLO
-CONTRACTURAS MUSCULARES
-TENDINITIS AQUILES

-DOLOR ARTICULAR-ARTROSIS

jueves, 18 de febrero de 2016

Running, una práctica saludable.



Una gran cantidad de adeptos se suman cada día a la práctica del running. Gran  parte lo hacen atraídos por la facilidad de su acceso y los beneficios futuros que conlleva. Es un deporte que tiene una disponibilidad total ya que no se necesita infraestructura para realizarlo, no necesitamos  un campo de futbol, ni una piscina si fuera natación  por ejemplo. El salir a correr no entiende ni de edad ni de clase social. Evidentemente que luego cada uno se lo toma con el grado de competitividad que su motivación personal le guie.

Estos son algunos de los beneficios que nos aporta:

1.1 Reducción del riesgo a padecer enfermedades: Hay enfermedades muy comunes que con la práctica de una  actividad física regular, reducen drásticamente sus manifestaciones,  como pueden ser la diabetes tipo II, el colesterol, la hipertensión o la obesidad.
1.2    Mejora del sistema cardio-respiratorio: Es uno de los aspectos que primero vemos beneficiados con esta práctica, cada vez aguantamos más el ejercicio y la sensación de mejora es muy perceptible por la persona, ya que al mejorar la respiración y el pulso, el sistema se fortalece. Además el reposo, clave para este sistema, también se ve recompensado ya que la conciliación del sueño se vuelve más fácil y éste más duradero y reparador.
1.3    Fortalece los huesos: El ejercicio de impacto es muy favorable para la prevención de la osteoporosis, ya que los fortalece y densifica. Aún así, hay que amortiguar bien los impactos ya que éstos a la larga traen problemas articulares. Lo mejor en estos casos es consultar con un podólogo para valora la posibilidad de usar plantillas.
1.4  Regenera masa muscular: El running como todo deporte de cardio, tonifica los músculos y evita atrofias musculares causadas por la edad y/o el sedentarismo.
1.5  Mejora nivel físico-estético: Ayuda al control de peso, a ponerse en forma y a remodelar la figura.
1.6   Salud mental-sistema emocional: Como toda actividad física el running reduce estrés y ansiedad, también puede ayudar a aumentar el nivel de autoestima y bajar el tono depresivo de algunas personas. Por otro lado actualmente, aunque se considera un deporte que se realiza a nivel individual, el apego de éste a las redes sociales y la importancia que ha llegado a tener en nuestra actual sociedad lo convierte en una autentica  arma de socialización.

Tener siempre en cuenta la prevención: las recomendaciones médicas para la práctica deportiva y hacer revisiones generales/particulares (medicina deportiva y especialidades adjuntas si es necesario) son claves para nuestro futuro estado de salud. Este punto cuesta mucho de introducir en corredores jóvenes, pero los más avanzados en edad saben a qué nos referimos y cuánto nos jugamos en este aspecto. Muchos de ellos se arrepienten de no haber tenido todos los servicios a su alcance cuando empezaron a hacer deporte en general y ahora las medidas que pueden tener, muchas veces son más paliativas que preventivas. Tenemos que pensar que al no tener entrenador, nos encontramos solos ante posibles problemas que no podemos preveer, por eso nuestro mejor entrenador en el running puede ser nuestro profesional médico (medicina deportiva-fisioterapia-podología)